Ley anticorrupción ¿simulación?

Guatemala vive un momento histórico en su lucha contra la corrupción. A estos momentos históricos hay que sumarles principios e ideas claras para que demos pasos en la dirección correcta, la cual es, sin lugar a dudar, hacer posible mediante las instituciones de justicia, que los corruptos terminen presos y sin el dinero que robaron.  La ex vicepresidente creo una secretaria por la transparencia, y ya van varias leyes anticorrupción que no han dado frutos. Como nos cuenta  a continuacion Luis Pazos, lo mismo pasa en Mexico.

Ley anticorrupción ¿simulación?

Luis Pazos

En un índice de impunidad elaborado por la Universidad de las Américas, que incluyó 59 países, México ocupó el segundo lugar con el mayor porcentaje de impunidad, la que sobresale en los tres niveles y poderes del gobierno, en empresas, institutos, sindicatos y universidades que manejan recursos públicos.

La ley anticorrupción, que implica reformas constitucionales, es en principio un avance. Sus leyes reglamentarias son definitivas para que realmente reduzcan la corrupción y la impunidad en el sector público o solo aumente la burocracia y la reglamentación,  encarezcan los trámites a los ciudadanos y se conviertan en una simulación.

La Reforma Constitucional amplía competencia a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) para revisar las participaciones federales a los estados, pero debe incluir en las leyes reglamentarias la investigación por enriquecimiento ilícito o inexplicable de muchos  gobernadores y alcaldes, que han saqueado impunemente estados y municipios.

Se quejan algunos críticos de que esa nueva ley  mantiene el fuero al Presidente de la República,  gobernadores y  alcaldes. El problema no es el fuero, sino el no contemplar un desafuero expedito cuando existan pruebas documentadas de desvíos y corrupción. La Ley Anticorrupción debe terminar con la costumbre de que las evidencias sobre conductas ilícitas de altos funcionarios  sólo quedan en denuncias en los medios de comunicación, apostándole los corruptos al olvido con el tiempo.

Si las leyes reglamentarias no dejan claro el camino para castigar funcionarios de primer nivel, las Reformas anticorrupción solo servirán para crear una burocracia innecesaria y duplicidad de funciones. Para evitarlo es necesario fusionar la Secretaría de la Función Pública con la Auditoría Superior de la Federación, como cabeza autónoma del nuevo organismo anticorrupción, con competencia para revisar y vigilar todos los procesos  iniciados a funcionarios corruptos de los tres poderes y  niveles de gobierno, y en todas las instituciones, empresas y sindicatos que manejen o reciban dinero de los impuestos.

¿Votar o no votar?

México esta viviendo un proceso electoral y al igual que en Guatemala ha surgido la duda si votar nulo o no votar ayuda a construir una mejor nación. Luis Pazos siempre pendiente de la actualidad mexicana, y con las ideas muy claras, nos da luces sobre el tema.

¿Votar o no votar?

Luis Pazos

Hay ciudadanos que consideran que votar es perder el tiempo, pues vivimos en una partidocracia, donde los dirigentes de los partidos deciden quiénes serán nuestros representantes. Dicen que todos los partidos, candidatos y miembros del gobierno son iguales, por lo tanto, no van a votar o anularán su voto. Grupos de radicales, que no se sienten representados en los partidos o por su posición anárquica de ir contra todo, también llaman a la ciudadanía a no votar y a boicotear las elecciones.

Aunque hay razones válidas entre quienes están decepcionados de los partidos y los políticos, no votar no ayuda a solucionar los problemas, sino a que ganen los peores. Los partidos expertos en “marrullerías” y en la compra de votos, son los que aumentan sus posibilidades de triunfo cuando un menor porcentaje de clase media pensante e independiente asiste a las urnas. La alternancia en la Presidencia a principios del siglo XX fue posible gracias a un aumento de votantes.

Tenemos una democracia imperfecta y plagada de demagogia, pero no es la solución no votar, sino votar racionalmente, para lo que necesitamos analizar la personalidad del candidato, la trayectoria de su partido y la viabilidad de sus propuestas.

Hay suficientes elementos para decepcionarnos, despotricar contra el gobierno, la corrupción y no participar en una democracia imperfecta, pero que demostró que sí puede lograr alternancia y cambios, aunque lentos o insuficientes, si acudimos a las urnas.

En la primera década del siglo XXI avanzamos en transparencia y libertad de expresión. Se pudo saber en qué y cuanto gastaba el Presidente y criticarlo sin represión. El siglo pasado eran intocables los altos funcionarios, si alguien se atrevía a decir algo de ellos, era acallado. Pero hay el peligro de regresar a la opacidad y censura del siglo pasado.

Es necesaria una mayor educación política y económica, por ello escribimos el libro “Políticas económicas”, para identificar qué propuestas son viables, cuáles demagógicas y votar racional y positivamente.

No caigamos en el “garlito”, que normalmente beneficia a los peores, de no ir a votar o anular nuestro voto. Votemos por los menos malos para que no triunfen los peores o por lo menos tengamos la certeza de que no favorecimos a los que no queremos en el poder al no votar.

Leyes populistas contraproducentes

No siempre las leyes que emiten los congresos resultan ser positivas, incluso para aquellos que quieren defender, es más, muchas veces tienen efectos malos para la sociedad.
Luis Pazos en este artículo lo explica muy bien.

Leyes populistas contraproducentes

El populismo consiste en prometer soluciones a un problema social que preocupa a las mayorías: pobreza, empleo, crimen, discriminación, contaminación o maltrato de animales, con el objetivo de ganar popularidad o votos sin importar que las leyes propuestas no solucionen el problema o lo empeoren.

Cualquier autoridad o legislador, que se precie de responsable, debe analizar todas las consecuencias de las leyes o prohibiciones propuestas, pues muchas de ellas tienen un impacto mediático positivo a corto plazo, que les permite ganar votos, pero a mediano y largo plazo sus efectos son contrarios a los fines predicados por sus promotores.

Si realizamos una encuesta sobre el maltrato a los animales, probablemente el 90% de los entrevistados lo condenen, eso es suficiente para que los populistas y a quienes solo les interesa ganar votos, armen una ley al vapor para evitar el maltrato animal, que es un objetivo loable.

Circulan unos videos donde muestran a cuidadores o entrenadores de animales en circos, pegándoles. Ese documento fue suficiente para pasar una ley que prohíbe la aparición de animales en los circos. Usando la misma lógica, si presento un video de padres golpeando o torturando a sus hijos, ¿hay que prohibir tener hijos? Sería absurdo y estúpido aún proponerlo. Lo correcto es castigar el maltrato de niños y de animales. En los circos debe ir desde una multa, decomiso, hasta la clausura, pero no generalizar y menos sin analizar todas las consecuencias de la prohibición ¿Dónde van a ir los animales de los circos? A la fecha ya hay reportes de que decenas han muerto, porque sus dueños no tienen recursos para alimentarlos, y hay miles que han empeorado su situación.

Todos queremos que disminuyan los secuestros, pero aumentar las penas por secuestro a 140 años o a 500, no es la solución, sino la disminución de la impunidad de que gozan la mayoría de los que cometen ese delito. Pero vende más entre los ignorantes de las causas del incremento de los delitos  aumentar las penas, que es más fácil, a reducir la impunidad.

Si no queremos más leyes populistas contraproducentes, conozcamos sus efectos y no apoyemos a quienes las proponen,  sin importarles lo ineficiente o contraproducente a mediano plazo de esas leyes.

 Luis Pazos

Coloquio Sobre la Democracia en Quetzaltenango

El sábado 28 de marzo del 2015 se realizo en la ciudad de Quetzaltenango el coloquio sobre el libro “Las 30 lecciones de la Democracia” del reconocido autor Giovanni Sartori. El libro por medio de lecciones traza un camino crítico con el cual pretende explicar las implicaciones de la democracia como sistema de elecciones.

Durante el coloquio los participantes fueron exponiendo sus puntos de vista alrededor  de los capítulos propuestos por el autor. De esa manera se creo especulación sobre temas como la función primaria  de la democracia o bien la implicación de el “pueblo” y sus dimensiones en Guatemala.

DSC_0001 (2)

 Conforme se iban exponiendo nuevos temas,  aumentaban la polémica que enriquecía la plática.  Por medio de anécdotas reales de la vida política guatemalteca y ejemplos se logró entender y acoplar los conocimientos sobre la Democracia. El tiempo transcurrió rápido  e incluso quedo corto para abarcar todos los temas, sin embargo, el coloquio sembró inquietudes en los participantes y generó interés en temas que muchas veces pasamos por alto.

Andrea Monterroso

Estudiante del Instituto de Estudios Politicos y Relaciones Internacionales

Universidad Francisco Marroquín

Coloquio Sobre la Libertad en Quetzaltenango

DISCUTIR ES IGUAL A CONSTRUIR

Cuando alguien menciona que estuvo en medio de una discusión, se nos viene a la mente rápidamente una escena donde hay gritos, donde no se puede entender lo que hablan, pues lo hacen todos al mismo tiempo y gana muchas veces el que más eleve el tono de voz, aunque lo que este manifestando, carezca de razonamiento o incluso de simple lógica. El Diccionario de la Real Academia Española, nos dice que discutir es: “Un dicho de dos o más personas” o “Examinar atenta y particularmente una materia”.

El Centro para el Análisis de las Decisiones Públicas –CADEP- de la Universidad Francisco Marroquín, se ha dado a la tarea de demostrar que discutir es igual a construir. Si. Discutiendo ideas, con fundamento, con razonamiento, sin imponer lo que queremos, sino que, de todo lo que pensamos, queremos y tenemos que decir, logremos construir un mejor país.   El CADEP ha proporcionado los diversos espacios para poder construirlo. Discutiendo ideas.

DSC_0007 (5)

Es por eso, que en la ciudad de Quetzaltenango se desarrolló el III Coloquio Sobre la Libertad,  dirigido por el Lic. Fernando Monterroso, ex Rector de la Universidad Francisco Marroquín, siendo nuestros participantes catedráticos y jóvenes universitarios abordando los textos de: El  Uso del Conocimiento en la Sociedad, ensayo escrito por F.A. Hayek , Un Juego que No Suma Cero de Manuel Ayau y, La Ley, de Fréderic Bastiat.

Los espacios para discutir ideas son realmente reducidos, y no verlo tan negativamente ya que en realidad son nulos, por lo que encontrar un espacio donde se brinde la oportunidad de ser escuchado y de ver que no se es quizás el único que piensa de esa manera, incentiva a los participantes a seguir generando la discusión y llevarla a todos los ámbitos en los que se desarrolla: la familia, el trabajo su lugar de estudios.  Siendo así, cada participante de este evento se convierte en ese agente de  cambio, en esa piedra que crea ondas en la superficie de un líquido y llega cada día a más personas. Por eso este Coloquio construye. Construye ciudadanos. Construye un país.

Cuando mejor aprendamos a discutir, mejor país vamos a construir. Vamos a dejar de imponer ideas, sino que vamos a tener la capacidad de escuchar, de razonar y con fundamentos aplicar en todos los ámbitos de nuestra hermosa Guatemala, las mejores respuestas a tantas necesidades que encontramos en cada uno de los rincones que la conforman. Hay todavía mucho por hacer y a muchas personas a quienes llegar, por lo que desde ya los invito a que formen parte de nuestro próximo Coloquio, que tengan por seguro vendrá pronto.

Cristina De Paz

Coordinadora de CADEP en Quetzaltenango

Coloquio Sobre la Libertad en San Marcos 2015

El reciente 25 de marzo se llevó a cabo el segundo coloquio de la Libertad en el departamento de San Marcos, esta vez en la ciudad de San Pedro Sacatepéquez “El Valle de la Esmeralda”, asistiendo al evento un total de cincuenta personas entre ellas investigadores, profesores universitarios, estudiantes de los últimos semestres de diferentes especialidades y empresarios que han destacado en el área local y regional.  Fue impresionante ver la puntualidad de cada uno de los asistentes y la cordialidad con la que fueron recibidos por el ex – rector de la Universidad Francisco Marroquín, el Licenciado Fernando Monterroso, quien aperturó el coloquio conversando sobre el contenido del libro “Un juego que no suma cero” de Manuel Ayau, Rector Emérito de la UFM (Q.E.P.D).   Analizando y conversando de entrada sobre la importancia de garantizar el derecho de propiedad en nuestro país, así como el respeto a la libertad individual y la libre locomoción de los individuos, Laissez faire- Laissez passer  (dejar hacer, dejar pasar).

image5

Debido al ambiente tan grato y a la calidez de todos los participantes, se abrió el escenario para que todos levantaran la mano y solicitaran un espacio para exponer sus ideas, inquietudes al expositor y por supuesto los aportes basados en experiencias vividas en esta región del occidente del país.  No se hizo esperar la intervención de profesores de la Universidad de San Carlos, así como la intervención de coordinadores regionales de universidades como Panamericana, Galileo y Universidad Rural de Guatemala.   Temas como: “La división del trabajo” y “El intercambio como ejercicio del derecho de propiedad”, hicieron que el tiempo volara y para ello había llegado el momento del almuerzo, tiempo que se aprovechó para comer y para continuar con el coloquio y hacer énfasis en el ensayo de Friederich Von Hayek sobre “El uso del conocimiento en la sociedad”, en donde se despertó el interés de los participantes logrando coincidir en ideas, independientemente de la filosofía de las universidades que los invitados representaban.

image2

Finalmente, el Licenciado Monterroso, tomó en su mano el libro “La Ley” del autor Fréderic Bastiat;  libro escrito hace más de un siglo pero que al leerlo pareciese que fue escrito en el presente y para el presente siglo XXI, en donde el autor se enfoca en el término “Expoliación”, fundamentando su análisis en la necesidad de evitar la creación de más leyes, ya que según él, la única ley necesaria es aquella que impida la creación de más leyes;  las personas invitadas estuvieron de acuerdo y confirmaron que hoy en día los gobernantes locales, regionales y nacionales han caído en el error de utilizar la ley equivocadamente, promoviendo el proteccionismo arancelario y los privilegios fiscales, haciéndolo con prepotencia y a favor de minorías cuando en realidad “la ley” ha sido escrita para aplicar la justicia de manera equitativa y horizontal sin acepción de personas.  Así concluyó el coloquio de la Libertad en el departamento de San Marcos dejando la invitación al CADEP para que finalmente se realice el primer Seminario Inter Universitario en el departamento mencionado.

Alder Edilzar Godínez Navarro

Coordinador CADEP San Marcos

La Certeza del castigo

La certeza del castigo y no la severidad de la pena, es el primer paso para vivir en un país de leyes y no de caprichos gubernamentales.  Una frase sencilla pero complicada de entender y aplicar, tanto para los políticos de los distintos organismos del estado como para los generadores de opinión.

Al hablar de reforma fiscal, la SAT, el gobierno y los diputados lo que buscan son penas severas para los que no pagan impuestos. Dicen que la solución es llevarlos a la cárcel, o multas enormes.

En el tema electoral, son muchos los que recomiendan sanciones drásticas para los partidos, hablando de multas más altas, y de cancelación  de partido, que es la pena más severa.

Para lograr el imperio de la ley, la ley debe ser fácil de entender, de aplicación general, y de pronto cumplimiento.   Nuestra ley electoral necesita definir claramente que es campaña electoral, que eventos son penados, y con forme a la experiencia ir modificando las penas. Si a pesar de las sanciones, los actores siguen violando la norma, pues será momento de poner una multa mas alta, o buscar un nueva sanción.  Pero el principio rector debe ser certeza de castigo, no creer que con penas más altas se arregla la gestión.  Si no hay certeza de aplicar los castigos, lo que muchas veces sucede es que hay discreción en la aplicación de la norma, lo cual es fuente de corrupción, dentro de mas severa es la pena mas grande es la corrupción.

Hay un principio que lo podemos aplicar a este tema: el que no fue bueno en lo poco no lo será en lo mucho.   Si no ha logrado el TSE aplicar multas pequeñas, como le pedimos que lo haga con multas mas grandes.  Si no hay certeza de que logre multar correctamente y que se resuelva el eterno problema con la CSJ de que ve que las multas no son legales, no se puede ver en multas mas severas una solución al problema.

Si entendemos el principio, lo que necesita el sistema electoral, y la mayoría de instituciones del estado de Guatemala, es que se definan claramente las faltas y se castiguen,  con prontitud, las veces que sean necesario.  Que se elimine de la legislación la discrecionalidad lo más posible, y así lograr vivir en un país de leyes y no de reyes.

Si a la discrecionalidad se le suman multas altas, el resultado será un gobierno de pequeños reyes. Si bajas las multas y bajas la discrecionalidad tendrás un gobierno  de leyes, que poco a poco se acerque a un estado de derecho.

 

Cristian Álvarez

Director

Centro para el Análisis de las Decisiones Públicas -CADEP-

La demanda política: Grupos organizados vrs. desorganizados

Alcanzar puestos de poder en una democracia demanda de convencer a dos auditorios distintos.  Uno son los ciudadanos des organizados, es decir, el voto popular, y otro los ciudadanos organizados, es decir, el voto de los buscadores de rentas.   Un equilibrio entre ambos es sanos.  El lenguaje de “public choice” habla de que la demanda política se compone de los votantes y los grupos organizados; los cuales pueden ser grupos de interés, de presión, buscadores de rentas.  Típicamente son cámaras empresariales, sindicatos, grupos religiosos, organizaciones de mujeres, de profesionales, etc.

Un  lado de la demanda política son los ciudadanos des organizados, los cuales requieren de un esfuerzo muy grande de comunicación y organización para conquistar su voto,  el cual incluye; tiempo para llegar a visitarlos a cada barrio, colonia, aldea y caserío y recursos materiales para invertir en publicidad en medios masivos.   La campaña de boca en boca, o plan hormiga como se le conoce en el lenguaje político, demanda mucho tiempo y pocos recursos, y comúnmente no es suficiente para ganar una elección.  La comunicación masiva o publicidad, no permite compartir ideas profundas y completas, pero llega a un alto porcentaje de votantes, es costosa pero muchas veces necesaria para ganar una elección.

El trabajo de un político es conocer,  identificar y potencializar a los líderes de cada región, y así formar equipo para ejecutar futuros proyectos. Estos mismos líderes se convertirán en promotores para las contiendas electorales,  multiplicando el mensaje principal del líder del movimiento.   Se podría pensar en un efecto multiplicador en la transmisión del mensaje, reduciendo significativamente los costos de anunciarte en medios masivos, siempre que se aumente el tiempo que el líder le dedica a sus simpatizantes. Este grupo de personas puede ser el resultado de: años de trabajo de un líder o grupo de lideres, puede ser usar las bases de un partido político o compararlos.  De nuevo este trabajo de buscar activistas se puede hacer sobre la mesa convenciéndolos o debajo de la mesa negociando prebendas.

La otra parte de la demanda política son los ciudadanos organizados, que muchas veces ven en la política un acceso a leyes que les favorecen o les permita acceso al presupuesto.  En ambos casos buscan beneficiarse de forma legal (aunque muchas veces no legítima), como los sindicatos  de los distintos ministerios, los proveedores del estado, los constructores,  las gremiales, etc.

La estrategia para ganar los votos de estos dos segmentos del mercado son completamente distintas.   Manuel Alcántara divide estas dos estrategias y las llama así:  política sobre la mesa para alcanzar a los votantes desorganizados y política debajo de la mesa para llegar los organizados.   Los desorganizados busca votar por quien les caiga mejor, por quien les ofrezca mejores soluciones a sus problemas, con quien siente que comprende sus problemas, etc.  Los políticos para ganarse estos votos deben dar la cara, ir a debates, presentar propuestas, y sobre todo hacerlas creíbles.

Los votos de los organizados se ganan con propuestas que no pueden ser públicas, pues muchas veces restarían votos de los desorganizados.  Estos votos se buscan en reuniones a puertas cerradas, con ofertas que muchas veces encierran nuevos privilegios o promesas de mantener antiguas prebendas.  Una democracia o un sistema político electoral, donde las elecciones se ganen buscando votos de grupos organizados sobre el voto desorganizado, creo que es una democracia enferma.

Los estrategas de campañas políticas, hablan de ganar las elecciones incluso antes de que los ciudadanos acudan a votar.   Algunos ejemplos son, agenciándote de mas financiamiento, debilitando a tus rivales,  prohibiendo que tus contendientes se inscriban, intimidándolos, etc.  Es decir, consiguiendo más apoyo de votantes debajo de la mesa.

Alcanzar el poder en democracia, demanda conocer y convencer a los dos grupos de votantes, mejorar la democracia demanda castigar los arreglos debajo de la mesa , y este castigo se logra cuando los ciudadanos entienda poco a poco el sistema y en otro frente mejorar nuestro sistema de reglas.

Cristian Álvarez

Director

Centro para el Análisis de las Decisiones Públicas / CADEP

Universidad Francisco Marroquín

El gobiernos nos vende espejitos

El gobierno luego de ofrecer carreteras, brindarnos seguridad y justicia,  debe empezar a vender espejitos a las masas, pues hablan de educación y salud gratuita, cuando debe cobrar por ellas, e incluso los beneficiados terminan pagando un costo oculto mucho más alto. Pues los atienden muy mal y en la escuela sus hijos aprenden muy poco.

Nos venden que los programas sociales  serán la respuesta a la pobreza extrema.  Con una mano dan los bonos y con la otra nos quitan impuestos y oportunidades de mejoras reales.  Pero no solo nos sacan dinero, sino que nos roban la libertad de cambiar y de pensar, pues esas ofertas van amarradas de una nueva esclavitud, nos convierten en esclavos de los políticos de turno, si no eres del partido oficial no hay prebendas.

Nos venden la ilusión de abolir la pobreza y poner fin a las desigualdades, y ante sus eminentes fracasos, buscan responsables, como los poderes oscuros, la corrupción, la avaricia de los otros.  Los políticos inician los problemas y se venden como la solución.

La solución es no iniciar mas proyectos.  Mejora los que tienes y no molestes.

 Cristian Álvarez

Director del Centro para el Análisis de las Decisiones Públicas – CADEP-

 

Coloquio Sobre la Libertad en Chimaltenango

El día 30 de enero se llevó a cabo un Coloquio de la Libertad en Tecpan, Chimaltenango. Fue impartido por el ex rector de la Universidad Francisco Marroquín, el Licenciado Fernando Monterroso. Asistieron al mismo 37 personas, la mayoría provenientes de San Juan Comalapa. Se contó con la asistencia de cuatro agentes de la PNC, lideres de grupos de jóvenes, maestros, empresarios y mujeres líderes de sus comunidades. A las 8 de la mañana se dio inicio a la conversación, orientada al libro de “La Ley” de Frédéric Bastiat. En la misma se hablo acerca de los aranceles proteccionistas, los subsidios, el empleo, la educación pública, los créditos y la asistencia social. Fue muy interesante conocer que en la comunidad de San Juan Comalapa, se está implementando el sistema educativo de Home School, el cual se realiza en línea, y los estudiantes acuden en ocasiones a alguna institución para realizar exámenes académicos. Esto para que sea oficial y acorde a los requisitos que el Ministerio de Educación solicita.

IMG-20150130-WA0009

La conversación continuó abarcando temas relacionados con los monopolios y la justicia. También se habló acerca de los requisitos que se tienen que cumplir para formalizar un negocio, y algunos de los invitados contaron su experiencia en cuanto a esto. Luego de la hora de almuerzo, la discusión socrática se enfocó en el libro de “Un juego que no suma cero” de Manuel F. Ayau. Se dijo que era un libro que en palabras muy concisas, lograba explicar claramente la creación de riquezas en una sociedad libre, y que tan factible era esto en Guatemala. Se habló de los beneficios que brinda la libertad de intercambio, de la propiedad  privada y el derecho.

IMG-20150130-WA0006

Al final de la actividad, el Licenciado Monterroso pidió que se hicieran grupos en los que se platicara lo discutido y que encontraran diversas propuestas para el desarrollo de una Guatemala mas libre.  Fue muy interesante escuchar las propuestas que cada grupo tuvo. La mayoría se enfocó en defender la libertad y continuar en el camino al que ésta nos lleva. También se habló de seguir promoviendo la educación, desde el hogar hasta el nivel académico. Al cierre, un representante de un grupo de jóvenes activos de San Juan Comalapa dio las palabras de agradecimiento para el Licenciado Monterroso, así como para CADEP por realizar la actividad. Pidieron recomendaciones acerca de más lecturas que promovieran la Libertad y mostraron interés en continuar realizando actividades de ésta índole.

Ana Cristina Monzón Rubio

Estudiante

Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales – EPRI