Porqué gana el PRI

Como el voto nulo se sumo al clientelismo electoral para ayudar a que ganara el PRI en México.

Porqué gana el PRI

Luis Pazos

El PRI es el único partido con verdadera cobertura nacional, los demás todavía son regionales. Una de las causas por las que regresó a la presidencia, además de los pleitos internos en el PAN, fue porque la mayoría de los gobernadores, todavía priistas, invirtieron millonarios recursos para pagar operadores políticos que los 365 días del año, durante 12 años, reclutaron votantes para aumentar su voto duro o comprometido. El día de las elecciones, si es necesario, los van a buscar a sus casas y los  transportan a las casillas, y posteriormente les dan “regalitos” en especie, vales o efectivo. Un ex gobernador de Veracruz decía que no hay voto caro, él no solo compró votos, sino candidatos de otros partidos, dividiendo a la oposición.

Cuando fui candidato a gobernador por Veracruz reuní dinero para mantener dos automóviles de tiempo completo con  tres personas cada uno, para hacer proselitismo durante  toda la campaña. No más de una veintena de personas del comité estatal nos ayudó de tiempo completo. Gastamos 14 millones de 20 que teníamos autorizados; mientras el candidato del PRI gastó más de 200 millones y tuvo de tiempo completo, pagados subrepticiamente con dinero de los impuestos, como promotores del voto, a 6,000 maestros de la SNTE, a otro tanto del sindicato de PEMEX y de centrales campesinas. A pesar de ello, aunque ganaron, redujeron el porcentaje de su votación y la oposición lo aumentó.

Entre los mejores aliados del PRI se encuentran los de escaza educación cívica,  líderes de sindicatos, los que no votan (más de la mitad del padrón electoral) y quienes anulan su voto. En las recientes elecciones hubo aproximadamente 1 millón 800 mil votos anulados, que representaron casi el 5% de la votación. Si esos votos le hubieran llegado a partidos de oposición, aunque el PRI fue el que más gastó legal e ilegalmente, hubieran perdido más diputaciones, dos Estados más y no alcanzarían la mayoría del Congreso ni con sus aliados.

La solución no es solo quejarse, denunciar, criticar o llamar a la anulación de votos, sino  continuar la lucha por la vía democrática y pacífica, que dará mejores resultados en tanto más mexicanos, con más conocimientos sobre los efectos reales de las políticas económicas demagógicas, asistan a las urnas, no a quemarlas ni para anular su voto, sino a votar racional, pacífica y honestamente.

Muchas veces esconde lo no ético

Muchas veces esconde lo no ético

No se que quiero, pero estoy seguro que no querer más de lo mismo, frase que parece describir lo que esta pasando en Guatemala. Queremos seguir teniendo políticos, pero no los mismos. Seguir con servicios públicos pero sin corrupción y sin que todos paguen impuestos, queremos que existan jueces y policias distintos.  Claramente tenemos que hacer algo diferente para no tener más de lo mismo.

Para lograr algo distinto hay que usar dos principios muy sencillos.  El primero es simplesa, las soluciones que podamos entender todos y que no demanden de técnicos y especialistas son las mejores.   Segundo es un análisis ético de las ideas, si es simple y ético va por buen camino.  Si es ético contará con el respaldo de la mayoría y sobre todo de los buenos.

Ojo que debe ser simple y ético para todos, no solo para los que reciben el beneficio. No es ético que yo pague impuestos para subsidiar a empresas privadas o estatales, pero para quienes reciben los beneficios si puede ser ético y quienes se beneficia de un subsidio buscan defenderlo, muchas veces con analisis complejos.

Lo complicado muchas veces esconde lo no ético.

Vía democrática al totalitarismo

Las columnas que hemos publicado de Luis Pazos han sido ordenadas y claras sobre la importancia de asistir a votar, y de tomar parte de un sistema, que aunque imperfecto, es el que tenemos.  Pero sobre todo nos ha enseñado a jugar con las reglas del juego, y en este artículo nos deja en claro que, al entender las reglas del juego hay que participar, no solo quejarse.

Paso uno entender como se vive en democracia, paso dos ser parte del cambio.

Vía democrática al totalitarismo

Luis Pazos

Un elemento constitutivo de la democracia, sin el cual no hay democracia en un país ni son demócratas sus dirigentes, es el respeto a los derechos humanos o naturales fundamentales: vida, propiedad y libertad, y a los derechos que se derivan de ellos, como la libertad de expresión y de elegir a los gobernantes.

Las elecciones libres y periódicas, que permiten cambiar gobernantes pacíficamente, conllevan el peligro, si no hay límites claros en las funciones del Estado, que gobernantes demagogos, legitimados por las “mayorías” relativas que los eligieron, decidan quitarles a los que producen con la excusa de “redistribuir la riqueza” y terminemos en un social totalitarismo, que solo reparte miseria.

Los radicales marxistas de izquierda, que justifican la vía violenta para llegar al poder y buscan destruir el actual sistema, que tachan de capitalista, para construir sobre sus cenizas el socialismo, no van a votar y planean boicotear las elecciones; hay pensadores liberales que tampoco votarán, están decepcionados de la democracia, que en Venezuela culminó en una “dictadura democrática”.

En México, aquí y ahora, no votar como protesta a las fallas de la democracia imperfecta la empeora y facilita el triunfo de los partidos que compran votos vía programas sociales o dinero, que directa o indirectamente salen de los impuestos de los que producen. Si no queremos elecciones donde ganen los que reparten y se quedan con la mayor parte, es necesario que ciudadanos que razonan su voto y conocen las verdaderas soluciones, participen como candidatos y se conviertan en legisladores o funcionarios que frenen a los demagogos y corruptos, que legitimados por el voto de quienes ven al gobierno como fuente de dádivas, utilizan el poder como instrumento para enriquecerse y privilegiar a quienes votan por ellos.

La crítica no es suficiente para una mejor democracia, es importante conocer y proponer soluciones no demagógicas ni populistas. Si no votamos, con base en las actuales leyes electorales, facilitamos el triunfo de los que consideramos los peores. Si votamos, aunque no ganen por quienes votamos, ponemos nuestra parte para mejorar la democracia imperfecta en la que vivimos y reducir las posibilidades de llegar al totalitarismo por la vía “democrática”.

 

Los Mitos de las Elecciones

Luis Pazos, formando buenos ciudadanos frente a las próximas elecciones de México, y de cuyas lecciones podemos aprender para votar mejor en las nuestras.

 

Los Mitos de las Elecciones

Luis Pazos


El mito de que no votar es una forma de protestar en una democracia imperfecta es falso. No votar o anular el voto beneficia a los partidos cuyo voto duro les da el triunfo cuando hay pocos votantes. El voto duro, integrado por “clientes” y quienes están dispuestos a cambiar su voto por dinero, una despensa o cualquier dádiva que sale de los impuestos, determina quienes triunfan  en la medida que un menor número de ciudadanos acude a las urnas. No votar es votar, pero sin que el abstencionista sepa a quién benefició su “no voto”.

Otro mito es creer que quien promete más es el mejor candidato, olvidándose que la mayoría de las promesas  implican más gasto y burocracia. Lo que nos da un gobierno previamente nos lo quita. Si gana el candidato que más promete aumentará los impuestos, endeudará más al país o generará inflación al emitir billetes para cumplir con sus múltiples  promesas.

Los candidatos demagogos y populistas le apuestan a la ignorancia de los ciudadanos, les conviene un pueblo inculto, que no analice sus promesas, que no acuda a las urnas y solo se queje cuando va a tomar café o una copa con sus amigos. Algunos son buenos para la crítica, todo lo que hace el gobierno está mal, todos son corruptos, pero no tienen claro cuáles son las soluciones para que la corrupción y la demagogia se reduzca. Las soluciones -como lo demuestro en los libros “Los ricos del gobierno y “Políticas económicas”- implican cambios de leyes, no sólo de personas.

Un buen ciudadano empieza por analizar las promesas de   los candidatos y los resultados de cada partido cuando ha sido o es gobierno. Votar por el menos malo es mejor que no votar y cooperar para que ganen los peores.

Votar implica un razonamiento previo. Antes de comprar un refrigerador comparamos marcas, calidad, precio y servicio, y decidimos cual es el mejor. Antes de votar debemos identificar cuál es el candidato que nos va a dar un mejor servicio. Un buen consumidor razona su compra, un buen ciudadano su voto.

Comprar uno u otro producto significa ganancias o pérdidas para nuestro patrimonio; votar por uno u otro candidato o no votar, también tienen consecuencias positivas o negativas en nuestro patrimonio y bienestar.

Ley anticorrupción ¿simulación?

Guatemala vive un momento histórico en su lucha contra la corrupción. A estos momentos históricos hay que sumarles principios e ideas claras para que demos pasos en la dirección correcta, la cual es, sin lugar a dudar, hacer posible mediante las instituciones de justicia, que los corruptos terminen presos y sin el dinero que robaron.  La ex vicepresidente creo una secretaria por la transparencia, y ya van varias leyes anticorrupción que no han dado frutos. Como nos cuenta  a continuacion Luis Pazos, lo mismo pasa en Mexico.

Ley anticorrupción ¿simulación?

Luis Pazos

En un índice de impunidad elaborado por la Universidad de las Américas, que incluyó 59 países, México ocupó el segundo lugar con el mayor porcentaje de impunidad, la que sobresale en los tres niveles y poderes del gobierno, en empresas, institutos, sindicatos y universidades que manejan recursos públicos.

La ley anticorrupción, que implica reformas constitucionales, es en principio un avance. Sus leyes reglamentarias son definitivas para que realmente reduzcan la corrupción y la impunidad en el sector público o solo aumente la burocracia y la reglamentación,  encarezcan los trámites a los ciudadanos y se conviertan en una simulación.

La Reforma Constitucional amplía competencia a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) para revisar las participaciones federales a los estados, pero debe incluir en las leyes reglamentarias la investigación por enriquecimiento ilícito o inexplicable de muchos  gobernadores y alcaldes, que han saqueado impunemente estados y municipios.

Se quejan algunos críticos de que esa nueva ley  mantiene el fuero al Presidente de la República,  gobernadores y  alcaldes. El problema no es el fuero, sino el no contemplar un desafuero expedito cuando existan pruebas documentadas de desvíos y corrupción. La Ley Anticorrupción debe terminar con la costumbre de que las evidencias sobre conductas ilícitas de altos funcionarios  sólo quedan en denuncias en los medios de comunicación, apostándole los corruptos al olvido con el tiempo.

Si las leyes reglamentarias no dejan claro el camino para castigar funcionarios de primer nivel, las Reformas anticorrupción solo servirán para crear una burocracia innecesaria y duplicidad de funciones. Para evitarlo es necesario fusionar la Secretaría de la Función Pública con la Auditoría Superior de la Federación, como cabeza autónoma del nuevo organismo anticorrupción, con competencia para revisar y vigilar todos los procesos  iniciados a funcionarios corruptos de los tres poderes y  niveles de gobierno, y en todas las instituciones, empresas y sindicatos que manejen o reciban dinero de los impuestos.

¿Votar o no votar?

México esta viviendo un proceso electoral y al igual que en Guatemala ha surgido la duda si votar nulo o no votar ayuda a construir una mejor nación. Luis Pazos siempre pendiente de la actualidad mexicana, y con las ideas muy claras, nos da luces sobre el tema.

¿Votar o no votar?

Luis Pazos

Hay ciudadanos que consideran que votar es perder el tiempo, pues vivimos en una partidocracia, donde los dirigentes de los partidos deciden quiénes serán nuestros representantes. Dicen que todos los partidos, candidatos y miembros del gobierno son iguales, por lo tanto, no van a votar o anularán su voto. Grupos de radicales, que no se sienten representados en los partidos o por su posición anárquica de ir contra todo, también llaman a la ciudadanía a no votar y a boicotear las elecciones.

Aunque hay razones válidas entre quienes están decepcionados de los partidos y los políticos, no votar no ayuda a solucionar los problemas, sino a que ganen los peores. Los partidos expertos en “marrullerías” y en la compra de votos, son los que aumentan sus posibilidades de triunfo cuando un menor porcentaje de clase media pensante e independiente asiste a las urnas. La alternancia en la Presidencia a principios del siglo XX fue posible gracias a un aumento de votantes.

Tenemos una democracia imperfecta y plagada de demagogia, pero no es la solución no votar, sino votar racionalmente, para lo que necesitamos analizar la personalidad del candidato, la trayectoria de su partido y la viabilidad de sus propuestas.

Hay suficientes elementos para decepcionarnos, despotricar contra el gobierno, la corrupción y no participar en una democracia imperfecta, pero que demostró que sí puede lograr alternancia y cambios, aunque lentos o insuficientes, si acudimos a las urnas.

En la primera década del siglo XXI avanzamos en transparencia y libertad de expresión. Se pudo saber en qué y cuanto gastaba el Presidente y criticarlo sin represión. El siglo pasado eran intocables los altos funcionarios, si alguien se atrevía a decir algo de ellos, era acallado. Pero hay el peligro de regresar a la opacidad y censura del siglo pasado.

Es necesaria una mayor educación política y económica, por ello escribimos el libro “Políticas económicas”, para identificar qué propuestas son viables, cuáles demagógicas y votar racional y positivamente.

No caigamos en el “garlito”, que normalmente beneficia a los peores, de no ir a votar o anular nuestro voto. Votemos por los menos malos para que no triunfen los peores o por lo menos tengamos la certeza de que no favorecimos a los que no queremos en el poder al no votar.

Leyes populistas contraproducentes

No siempre las leyes que emiten los congresos resultan ser positivas, incluso para aquellos que quieren defender, es más, muchas veces tienen efectos malos para la sociedad.
Luis Pazos en este artículo lo explica muy bien.

Leyes populistas contraproducentes

El populismo consiste en prometer soluciones a un problema social que preocupa a las mayorías: pobreza, empleo, crimen, discriminación, contaminación o maltrato de animales, con el objetivo de ganar popularidad o votos sin importar que las leyes propuestas no solucionen el problema o lo empeoren.

Cualquier autoridad o legislador, que se precie de responsable, debe analizar todas las consecuencias de las leyes o prohibiciones propuestas, pues muchas de ellas tienen un impacto mediático positivo a corto plazo, que les permite ganar votos, pero a mediano y largo plazo sus efectos son contrarios a los fines predicados por sus promotores.

Si realizamos una encuesta sobre el maltrato a los animales, probablemente el 90% de los entrevistados lo condenen, eso es suficiente para que los populistas y a quienes solo les interesa ganar votos, armen una ley al vapor para evitar el maltrato animal, que es un objetivo loable.

Circulan unos videos donde muestran a cuidadores o entrenadores de animales en circos, pegándoles. Ese documento fue suficiente para pasar una ley que prohíbe la aparición de animales en los circos. Usando la misma lógica, si presento un video de padres golpeando o torturando a sus hijos, ¿hay que prohibir tener hijos? Sería absurdo y estúpido aún proponerlo. Lo correcto es castigar el maltrato de niños y de animales. En los circos debe ir desde una multa, decomiso, hasta la clausura, pero no generalizar y menos sin analizar todas las consecuencias de la prohibición ¿Dónde van a ir los animales de los circos? A la fecha ya hay reportes de que decenas han muerto, porque sus dueños no tienen recursos para alimentarlos, y hay miles que han empeorado su situación.

Todos queremos que disminuyan los secuestros, pero aumentar las penas por secuestro a 140 años o a 500, no es la solución, sino la disminución de la impunidad de que gozan la mayoría de los que cometen ese delito. Pero vende más entre los ignorantes de las causas del incremento de los delitos  aumentar las penas, que es más fácil, a reducir la impunidad.

Si no queremos más leyes populistas contraproducentes, conozcamos sus efectos y no apoyemos a quienes las proponen,  sin importarles lo ineficiente o contraproducente a mediano plazo de esas leyes.

 Luis Pazos

Coloquio Sobre la Democracia en Quetzaltenango

El sábado 28 de marzo del 2015 se realizo en la ciudad de Quetzaltenango el coloquio sobre el libro “Las 30 lecciones de la Democracia” del reconocido autor Giovanni Sartori. El libro por medio de lecciones traza un camino crítico con el cual pretende explicar las implicaciones de la democracia como sistema de elecciones.

Durante el coloquio los participantes fueron exponiendo sus puntos de vista alrededor  de los capítulos propuestos por el autor. De esa manera se creo especulación sobre temas como la función primaria  de la democracia o bien la implicación de el “pueblo” y sus dimensiones en Guatemala.

DSC_0001 (2)

 Conforme se iban exponiendo nuevos temas,  aumentaban la polémica que enriquecía la plática.  Por medio de anécdotas reales de la vida política guatemalteca y ejemplos se logró entender y acoplar los conocimientos sobre la Democracia. El tiempo transcurrió rápido  e incluso quedo corto para abarcar todos los temas, sin embargo, el coloquio sembró inquietudes en los participantes y generó interés en temas que muchas veces pasamos por alto.

Andrea Monterroso

Estudiante del Instituto de Estudios Politicos y Relaciones Internacionales

Universidad Francisco Marroquín

Coloquio Sobre la Libertad en Quetzaltenango

DISCUTIR ES IGUAL A CONSTRUIR

Cuando alguien menciona que estuvo en medio de una discusión, se nos viene a la mente rápidamente una escena donde hay gritos, donde no se puede entender lo que hablan, pues lo hacen todos al mismo tiempo y gana muchas veces el que más eleve el tono de voz, aunque lo que este manifestando, carezca de razonamiento o incluso de simple lógica. El Diccionario de la Real Academia Española, nos dice que discutir es: “Un dicho de dos o más personas” o “Examinar atenta y particularmente una materia”.

El Centro para el Análisis de las Decisiones Públicas –CADEP- de la Universidad Francisco Marroquín, se ha dado a la tarea de demostrar que discutir es igual a construir. Si. Discutiendo ideas, con fundamento, con razonamiento, sin imponer lo que queremos, sino que, de todo lo que pensamos, queremos y tenemos que decir, logremos construir un mejor país.   El CADEP ha proporcionado los diversos espacios para poder construirlo. Discutiendo ideas.

DSC_0007 (5)

Es por eso, que en la ciudad de Quetzaltenango se desarrolló el III Coloquio Sobre la Libertad,  dirigido por el Lic. Fernando Monterroso, ex Rector de la Universidad Francisco Marroquín, siendo nuestros participantes catedráticos y jóvenes universitarios abordando los textos de: El  Uso del Conocimiento en la Sociedad, ensayo escrito por F.A. Hayek , Un Juego que No Suma Cero de Manuel Ayau y, La Ley, de Fréderic Bastiat.

Los espacios para discutir ideas son realmente reducidos, y no verlo tan negativamente ya que en realidad son nulos, por lo que encontrar un espacio donde se brinde la oportunidad de ser escuchado y de ver que no se es quizás el único que piensa de esa manera, incentiva a los participantes a seguir generando la discusión y llevarla a todos los ámbitos en los que se desarrolla: la familia, el trabajo su lugar de estudios.  Siendo así, cada participante de este evento se convierte en ese agente de  cambio, en esa piedra que crea ondas en la superficie de un líquido y llega cada día a más personas. Por eso este Coloquio construye. Construye ciudadanos. Construye un país.

Cuando mejor aprendamos a discutir, mejor país vamos a construir. Vamos a dejar de imponer ideas, sino que vamos a tener la capacidad de escuchar, de razonar y con fundamentos aplicar en todos los ámbitos de nuestra hermosa Guatemala, las mejores respuestas a tantas necesidades que encontramos en cada uno de los rincones que la conforman. Hay todavía mucho por hacer y a muchas personas a quienes llegar, por lo que desde ya los invito a que formen parte de nuestro próximo Coloquio, que tengan por seguro vendrá pronto.

Cristina De Paz

Coordinadora de CADEP en Quetzaltenango

Coloquio Sobre la Libertad en San Marcos 2015

El reciente 25 de marzo se llevó a cabo el segundo coloquio de la Libertad en el departamento de San Marcos, esta vez en la ciudad de San Pedro Sacatepéquez “El Valle de la Esmeralda”, asistiendo al evento un total de cincuenta personas entre ellas investigadores, profesores universitarios, estudiantes de los últimos semestres de diferentes especialidades y empresarios que han destacado en el área local y regional.  Fue impresionante ver la puntualidad de cada uno de los asistentes y la cordialidad con la que fueron recibidos por el ex – rector de la Universidad Francisco Marroquín, el Licenciado Fernando Monterroso, quien aperturó el coloquio conversando sobre el contenido del libro “Un juego que no suma cero” de Manuel Ayau, Rector Emérito de la UFM (Q.E.P.D).   Analizando y conversando de entrada sobre la importancia de garantizar el derecho de propiedad en nuestro país, así como el respeto a la libertad individual y la libre locomoción de los individuos, Laissez faire- Laissez passer  (dejar hacer, dejar pasar).

image5

Debido al ambiente tan grato y a la calidez de todos los participantes, se abrió el escenario para que todos levantaran la mano y solicitaran un espacio para exponer sus ideas, inquietudes al expositor y por supuesto los aportes basados en experiencias vividas en esta región del occidente del país.  No se hizo esperar la intervención de profesores de la Universidad de San Carlos, así como la intervención de coordinadores regionales de universidades como Panamericana, Galileo y Universidad Rural de Guatemala.   Temas como: “La división del trabajo” y “El intercambio como ejercicio del derecho de propiedad”, hicieron que el tiempo volara y para ello había llegado el momento del almuerzo, tiempo que se aprovechó para comer y para continuar con el coloquio y hacer énfasis en el ensayo de Friederich Von Hayek sobre “El uso del conocimiento en la sociedad”, en donde se despertó el interés de los participantes logrando coincidir en ideas, independientemente de la filosofía de las universidades que los invitados representaban.

image2

Finalmente, el Licenciado Monterroso, tomó en su mano el libro “La Ley” del autor Fréderic Bastiat;  libro escrito hace más de un siglo pero que al leerlo pareciese que fue escrito en el presente y para el presente siglo XXI, en donde el autor se enfoca en el término “Expoliación”, fundamentando su análisis en la necesidad de evitar la creación de más leyes, ya que según él, la única ley necesaria es aquella que impida la creación de más leyes;  las personas invitadas estuvieron de acuerdo y confirmaron que hoy en día los gobernantes locales, regionales y nacionales han caído en el error de utilizar la ley equivocadamente, promoviendo el proteccionismo arancelario y los privilegios fiscales, haciéndolo con prepotencia y a favor de minorías cuando en realidad “la ley” ha sido escrita para aplicar la justicia de manera equitativa y horizontal sin acepción de personas.  Así concluyó el coloquio de la Libertad en el departamento de San Marcos dejando la invitación al CADEP para que finalmente se realice el primer Seminario Inter Universitario en el departamento mencionado.

Alder Edilzar Godínez Navarro

Coordinador CADEP San Marcos