Coloquio de la Libertad, Barberena, Santa Rosa

-La meta de la educación es el avance en el conocimiento y la diseminación de la verdad.-John F. Kennedy.

La anterior misiva fue una de las tantas frases que rondaron en mi mente, al momento de estar participando del Coloquio de la Libertad, que se realizó por segunda ocasión en Santa Rosa.  El evento empezó a desarrollarse en un ambiente agradable y que motivaba a la participación activa de cada uno de las personas que participábamos de él; personas que, si bien es cierto, eran poseedoras de diferentes talentos, habilidades, dones, como gusten llamarle, pero al final todos llevábamos claro el objetivo que no era otro diferente a generar un debate y que con la opción de todos pudiésemos cimentar nuestra idea de libertad la misma que, sin temor alguno, debemos de expandir a más personas.

Toda la dinámica del debate la realizo el Licenciado Fernando Monterroso, o como él mismo se expresaba Monterroso San; enfatizándose en tres lecturas (enviadas y analizadas con anterioridad) que dirigían a la idea máxima generar un pensamiento crítico, capaz de reconocer no solo el problema que se genera dentro del marco socio-jurídico del país, sino también la desigualdad económica que predomina desde siempre, ah!, pero ¿Por qué enfocarme en el problema? ¿Por qué ser pesimista y observar siempre el lado malo?, es acá donde ingresa la magia del debate y donde sale a relucir las habilidades de los participantes, por qué no decirlo, del moderador también,  no nos quedamos en la únicamente problemática,  sino que también se nos motivó a buscar una solución, algo certero para cambiarlo y que aunque muchos quieran observar un despliegue de actos, y sucesos impresionantes, podemos empezar en nuestras comunidades, nuestros hogares, nuestras escuelas, universidades, en cualquier lugar al que vayamos, como bien no lo explicaban, un “ganar, ganar”, porque un juego que suma cero nos dejara en el mismo lugar. Hay tantas otras cosas que quisiera poder compartirles pero mejor les invito, a todos los ciudadanos responsables, con el cambio de nuestra patria, a ser agentes activos de cambio e involucrarse en actividades como la planificada por la Universidad Francisco Marroquín, a través de su Centro para el Análisis de las Decisiones Publicas (CADEP).

Colaboración

Yesika Roxana Rodríguez Jerónimo                                                                               Profesora de Enseñanza Media y Técnico en Administración Educativa.

 

AVISO IMPORTANTE: El análisis contenido en este artículo es obra exclusiva de su autor, las aseveraciones realizadas no son necesariamente compartidas ni son la postura oficial de la Universidad Francisco Marroquín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *