La capacidad de convocar y su poder en la democracia

Era domingo por la noche y en las noticias y las redes sociales empezó a circular información sobre posibles manifestaciones el 7, 8 y 9 de Marzo. La del martes 7 estaba planeada para llevarse a cabo a las 7:00 de la mañana e iba a movilizar a miles de personas. Iban a entrar a la ciudad por distintos frentes en dirección al Congreso de la República. ¿Quiénes eran estas personas? Ciudadanos apoyando a CODECA (Comité de Desarrollo Campesino). Tenían varias peticiones, entre ellas la renuncia del presidente y la nacionalización de la energía eléctrica. Independientemente de si estamos o no de acuerdo con las peticiones de esta organización podemos hacer un análisis objetivo de sus acciones y de sus incentivos para realizar este tipo de movilizaciones masivas.

Como grupo organizado de ciudadanos, CODECA entiende que para hacerse escuchar necesita hacerle presión al Estado. Esto no puede lograrse solamente convocando a una manifestación pacífica en la plaza central de la ciudad porque los resultados no serían inmediatos y tendrían que realizar una alta inversión de tiempo y dinero. Por esta razón deciden entonces hacer uso de las vías públicas para movilizarse y manifestar. Sus acciones crearán molestias a los demás ciudadanos que no son parte de su movilización y así, indirectamente, estos también presionarán al gobierno para que dé una solución pronta al problema. Al hacer estas movilizaciones masivas CODECA también demuestra la gran influencia que posee. Dejando de lado el hecho de que probablemente más de la mitad de las personas que asistieron a la movilización no sabían ni una de las peticiones que estaban demandando, el simple hecho de que CODECA pudiera desplazarlos a todos a la ciudad representa su poder como un actor político y un grupo de presión.

Pero ¿cómo logra movilizar a tantas personas? Probablemente encontrando los incentivos perfectos. Un punto muy controversial sobre las peticiones de CODECA es la nacionalización de la energía eléctrica. La empresa eléctrica Energuate (que no es nacional) ha tenido problemas con comunidades del interior del país por años debido a que estas no cancelan las deudas que tienen por los servicios eléctricos. Esto ha llevado a que se les corten dichos servicios a muchas personas, quienes han respondido tomando dichos servicios de manera ilegal. Así, con la promesa de recibir luz sin necesidad de pago, CODECA probablemente convenció a varias personas de que se unieran a su causa. Otro incentivo es probablemente la promesa de una remuneración; al ofrecer cierta cantidad de dinero a cambio de apoyo durante la movilización, CODECA obtiene más apoyo. Acá podemos ver su capacidad económica que solamente nos deja con más dudas aún sobre la procedencia de sus fondos. Esto también evidencia que, probablemente, la mayoría de las personas que decidieron participar en la manifestación del martes no poseen un trabajo fijo que puedan perder por ausentarse sin justificación. Así, jugando con los intereses y las necesidades de las personas, CODECA obtiene el apoyo que necesita para realizar estas manifestaciones y conseguir sus objetivos.

Colaboración
Alejandra María Penagos Samayoa
Estudios Políticos y Relaciones Internacionales
Universidad Francisco Marroquín

AVISO IMPORTANTE: El análisis contenido en este artículo es obra exclusiva de su autor, las aseveraciones realizadas no son necesariamente compartidas ni son la postura oficial de la Universidad Francisco Marroquín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *