Política y Economía

Este mes, CADEP fue a Escuintla para exponer la situación del país, ofreciendo soluciones a los problemas que lo aquejan. Los asistentes, además de tener una gran respuesta a los temas que plantearon los expositores, participaron con ánimo en el evento, demostrando su gran interés por ideas frescas y que están a su alcance.

Al inicio, el Licenciado Cristian Álvarez habló sobre la cooperación social y como esta, siendo inherente a todos nosotros, es la mejor manera para vivir en sociedad y manejar las decisiones públicas. Contra todo pronóstico, Cristian no lideró una exposición cualquiera: el público, muy entusiasmado, se levantó a proponer soluciones y a poner ejemplos con base en lo que él había dicho. Su presentación fue en conjunto con los asistentes, demostrando que todos tienen una voz llena de valor y llena de razón.

Luego el Dr. Eduardo Fernández Luiña, hombre de grandes ideas y gran conocimiento, tomó la posta, explicando los límites de la acción política, haciendo un llamado a los asistentes a participar activamente como sociedad civil, dejando claro que los políticos están ahí para servir y para escuchar, no para señalar y mandar. Eduardo recalcó la importancia de comprender con claridad que los políticos no son dioses ni superhéroes, y que, como todos nosotros, tienen límites. Una exposición muy enriquecedora, sin lugar a duda.

Siguiendo con los Licenciados Hugo Maúl y Lester Echeverría, con conferencias relacionadas al crecimiento económico y cómo este puede ser pausado o retrasado por los buscadores de rentas; estos dos temas siendo importantísimos para luchar contra la pobreza y desenmascarar el engaño en el que, lamentablemente, caemos muchas veces cuando votamos.

Eventos como este sirven de mucho para refrescar nuestra perspectiva sobre la política y nuestra vida de todos los días. Hay veces que el trabajo y los estudios nos tienen muy ocupados y no nos detenemos a pensar qué podemos hacer para cambiar el estatus  de nuestro país. Si CADEP sigue creando espacios de diálogo como este, se puede cambiar mucho para bien.

Colaboración
Jorge Emilio Lince
Estudios políticos y Relaciones Internacionales
Universidad Francisco Marroquín

AVISO IMPORTANTE: El análisis contenido en este artículo es obra exclusiva de su autor, las aseveraciones realizadas no son necesariamente compartidas ni son la postura oficial de la Universidad Francisco Marroquín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *