Mitos de la expropiación petrolera

Luis Pazos

En marzo de 1938 el presidente Lázaro Cárdenas expropió y estatizó las compañías petroleras extranjeras. “El petróleo pasa a manos de los mexicanos”, dijo el presidente socialista. Nace el primer mito. El petróleo no pasó a manos de los mexicanos, sino de burócratas y de un sindicato que conformaron un monopolio para su beneficio.

El segundo mito es que se expropió a los ‘yanquis’. Falso, las compañías americanas fueron las principales beneficiadas con esa expropiación. En aquel entonces Estados Unidos pasaba por la recesión más profunda de su historia. Sus compañías estaban al borde de la quiebra por la falta de demanda de su petróleo y la baja de precios.

Sus principales competidoras eran las compañías inglesas que controlaban 70 por ciento del petróleo en México. El gobierno americano apoyó al gobierno socialista de Cárdenas para que expropiara a los ingleses y a las compañías americanas casi quebradas. A las americanas les pagó primero (de 1940 a 1953) dos dólares por cada dólar de activos y a las inglesas después (1948-1962) 50 centavos por cada dólar de activo.

Aunque los ingresos para el gobierno derivados del petróleo constituyeron por un tiempo los principales recursos fiscales, son parecidos a los que reciben en otros países gobiernos por derechos e impuestos de petroleras privadas.

Los frutos de esa expropiación, a 79 años de realizada, son una gran dependencia de Estados Unidos. A finales de 2016 importamos 68 por ciento de las gasolinas que consumimos. La balanza comercial petrolera es deficitaria. Importamos más derivados del petróleo que el crudo que exportamos. El gobierno le da más recursos a Pemex de los que recibe de ese monopolio.

Deuda, pasivos laborales creados por un corrupto sindicato, sobreprecios a contratistas ‘amafiados’ con funcionarios y una mala administración, quebraron al monopolio estatal petrolero, que lo único que dio a los mexicanos fueron gasolinas de baja calidad y caras (ver libro EPN: El retroceso).

La estatización del petróleo en México es un ejemplo de ineficiencia y corrupción, encubierta con un seudonacionalismo y socialismo, que mitificaron los gobernantes para saquear los recursos petroleros en México.

College Freedom Forum

La actividad de derechos humanos que se llevó a cabo en la Universidad Francisco Marroquín, ha venido a cambiar tantas perspectivas no solo de los derechos individuales sino también verlo de un punto de vista que este guiando a jóvenes y a grupos por el fortalecimiento hacia la libertad, la libertad de expresión, la libertad de pensamiento, y la libertad para exigir al gobierno acciones que los ciudadanos tenemos, es importante recalcar que la sociedad está siendo guiada por muchas fuentes y por muchos personajes que han venido afectando y guiando el rumbo del mundo. Y es aquí donde nace una pregunta ¿Quién vela por los intereses colectivos? Y ¿Quién vela por la exigencia hacia el estado? Y claro me ha quedado que es el individuo el primer motivo que hace que esto empiece a suceder, hemos visto los casos en derechos humanos acerca de la violación de los mismos hacia el individuo, el que vela por los intereses colectivos pudo haber sido muy bien un conjunto de personas, sin embargo el mismo individuo es el mismo que busca un interés, puede que estos casos han sido para abrir los ojos al mundo y decir que la libertad es parte de que estos Estados estén cooptados y que no tengan oportunidad de una libre expresión en una democracia en pleno siglo XXI, es triste ver como Estados en ciudades más avanzadas que la nuestra se lleven estos atentados hacia las personas, solo por el hecho de pensar diferente, el hacer actividades diferentes puede afectar o no incluso a la sociedad como un colectivo, entonces es ahí donde se puede observar todo inicia desde un individuo, las personas  que han tenido participación en el foro fueron originarias de: China, Egipto, Ucrania y Cuba.

Conociendo que es el país donde uno crece y vive, donde los políticos han tenido mucho que ver al momento de la participación derivada por el pueblo, la falsa democracia que nos pueden vender hasta que se colocan en el poder, un mensaje populista puede captar tanto a las personas que al momento de la verdad, la realidad que se obtendrá será el abuso total de poder convirtiéndolas en autoritarismo. Como resumen tomaré algunas de las charlas y puntos que se hablaron y lo que más llama la atención es saber que este foro es muy abierto y uno puede tener contacto directo con los participantes, vivir esta experiencia es algo totalmente enriquecedor y algo que no solo lo alimenta a uno como estudiante, sino que también alimenta en la experiencia de la vida, deja un mensaje profundo y motivador a las personas para luchar por los derechos humanos, ya que si se afecta el derecho de los demás uno podría estar propenso a que se afecten los derechos de uno mismo.

Anastasia Lino, una actriz chino canadiense que fue participante en varios concursos de belleza, fue coronada miss mundo  en el 2015,  utilizó su carrera profesional para captar la atención en los medios para promover la libertad y el abuso de China en la libertad religiosa, la persecución de minorías religiosas, Anastasia se le ha negado la visa en Beijing para que no participara en miss mundo en Hainan, ha participado en películas incluso donde promovía los abusos que tenían en su país, la cual ha destacado un papel con el premio leo Ward.

Abalases Alanza es el cofundador del movimiento Raque, el cual es una agrupación que usa el periodismo de los mismos ciudadanos para difundir el abuso y dar a conocer acontecimientos que el mismo estado ha bloqueado a difusión.

Omar Sheriff Jr., su padre fue un gran actor de cine, sin embargo, en Egipto se vivía con una total represión conservadora, Sheriff tuvo como base la libertad de tomar la decisión que él quisiera y decidió publicar lo que realmente lo tenía enjaulado, se declaró gay y se revelo gay, sin embargo, por la  ascendencia judía tuvo que dejar Egipto y mudarse a los Estados Unidos. Omar se centra en el uso de la cultura, y los medios para así promover la libertad en su país y el Medio Oriente.

Jámila Raquis, una luchadora sin duda y sin usar violencia, huyó con su familia por la opresión Soviética en Afganistán y destacó en crear avances para la libertad y la democracia y en crear luchas sin violencia en contra de la opresión.

Julia Marushevska, difundió un video en Ucrania donde había protestas y el autoritarismo se notaba radicalmente, llama mucho la atención la participación de Julia ya que el mismo día que se llevó el College Freedom Forum, el gobierno de Ucrania allanó su hogar y a los que trabajan con ella en la lucha de la libertad y la lucha contra la corrupción.

Rosa María Paya,  hija de Oswaldo Paya, la cual heredó el legado de su padre en la lucha contra el autoritarismo que se vive en Cuba, ella vivió en persona las devastadoras aberraciones del ámbito socialista autoritario de Cuba y ahora es una activista que busca esclarecer la muerte de su padre por parte del gobierno, el cual falleció  en un accidente automovilístico al cual llaman de pura casualidad, sin embargo el padre de Rosa había tenido varios atentados anteriormente, la intimidación política que surge y no deja que se avance.

Los derechos individuales que han mostrado estas personas son evidentemente una muestra de que también podemos estar anuentes a que esto pueda pasarnos, por eso la lucha y la inspiración de estas personas para el logro sin violencia por una lucha de los derechos humanos crece y motiva a miles de personas, hemos aprendido que los derechos humanos es algo que tendría que ser garantizado, por ello es la lucha continua por un mundo con libertad y con responsabilidad en las acciones, sin violencia, pero con conciencia, respetándonos el uno al otro para vivir en armonía. El College Freedom Forum lleva la experiencia en carne propia de la lucha por los derechos humanos.

Colaboración

Irvin Juárez
Quetzaltenango

La capacidad de convocar y su poder en la democracia

Era domingo por la noche y en las noticias y las redes sociales empezó a circular información sobre posibles manifestaciones el 7, 8 y 9 de Marzo. La del martes 7 estaba planeada para llevarse a cabo a las 7:00 de la mañana e iba a movilizar a miles de personas. Iban a entrar a la ciudad por distintos frentes en dirección al Congreso de la República. ¿Quiénes eran estas personas? Ciudadanos apoyando a CODECA (Comité de Desarrollo Campesino). Tenían varias peticiones, entre ellas la renuncia del presidente y la nacionalización de la energía eléctrica. Independientemente de si estamos o no de acuerdo con las peticiones de esta organización podemos hacer un análisis objetivo de sus acciones y de sus incentivos para realizar este tipo de movilizaciones masivas.

Como grupo organizado de ciudadanos, CODECA entiende que para hacerse escuchar necesita hacerle presión al Estado. Esto no puede lograrse solamente convocando a una manifestación pacífica en la plaza central de la ciudad porque los resultados no serían inmediatos y tendrían que realizar una alta inversión de tiempo y dinero. Por esta razón deciden entonces hacer uso de las vías públicas para movilizarse y manifestar. Sus acciones crearán molestias a los demás ciudadanos que no son parte de su movilización y así, indirectamente, estos también presionarán al gobierno para que dé una solución pronta al problema. Al hacer estas movilizaciones masivas CODECA también demuestra la gran influencia que posee. Dejando de lado el hecho de que probablemente más de la mitad de las personas que asistieron a la movilización no sabían ni una de las peticiones que estaban demandando, el simple hecho de que CODECA pudiera desplazarlos a todos a la ciudad representa su poder como un actor político y un grupo de presión.

Pero ¿cómo logra movilizar a tantas personas? Probablemente encontrando los incentivos perfectos. Un punto muy controversial sobre las peticiones de CODECA es la nacionalización de la energía eléctrica. La empresa eléctrica Energuate (que no es nacional) ha tenido problemas con comunidades del interior del país por años debido a que estas no cancelan las deudas que tienen por los servicios eléctricos. Esto ha llevado a que se les corten dichos servicios a muchas personas, quienes han respondido tomando dichos servicios de manera ilegal. Así, con la promesa de recibir luz sin necesidad de pago, CODECA probablemente convenció a varias personas de que se unieran a su causa. Otro incentivo es probablemente la promesa de una remuneración; al ofrecer cierta cantidad de dinero a cambio de apoyo durante la movilización, CODECA obtiene más apoyo. Acá podemos ver su capacidad económica que solamente nos deja con más dudas aún sobre la procedencia de sus fondos. Esto también evidencia que, probablemente, la mayoría de las personas que decidieron participar en la manifestación del martes no poseen un trabajo fijo que puedan perder por ausentarse sin justificación. Así, jugando con los intereses y las necesidades de las personas, CODECA obtiene el apoyo que necesita para realizar estas manifestaciones y conseguir sus objetivos.

Colaboración
Alejandra María Penagos Samayoa
Estudios Políticos y Relaciones Internacionales
Universidad Francisco Marroquín

El juego de suma cero de Trump

Luis Pazos

Uno de los errores de muchos economistas y políticos es afirmar que en el intercambio comercial lo que gana una parte lo pierde la otra: si hay más ricos habrá más pobres y, por lo tanto, si hay menos ricos habrá menos pobres.

Esa forma de ver los intercambios le llaman “juego de suma cero”, que se da cuando no hay creación de riqueza ni libertad de realizar las transacciones comerciales, pero cuando el comercio es libre ambas partes ganan, hay un ganar-ganar. Donde predomina el mercado el aumento de ricos resulta en menos pobres y la ausencia de ricos productivos implica normalmente más pobres, como lo demuestro con datos en el libro Desigualdad y distribución de la riqueza.

En su campaña Trump habló de las relaciones comerciales entre México y Estados Unidos como si se tratará de un “Juego de suma cero”, interpretación que el siglo pasado le dieron mercantilistas y socialistas a las relaciones comerciales entre países, que los llevó al aislamiento y a combatir la globalización.

La mayoría de los candidatos de izquierda en Iberoamérica parten del “juego de suma cero” en sus promesas, pues son atractivas, fácil de vender y dan votos entre un pueblo que no se adentra en el funcionamiento de la economía: “estás pobre por culpa de los ricos”, “si compras productos hechos en otro país se producirán menos en México”, “los productos extranjeros significan menos empleos en tu país”, predicaban los políticos que hace 23 años se opusieron a la firma del Tratado de Libre Comercio con EUA y Canadá. Vaticinaron que causaría pobreza y desempleo.

Trump, considerado “conservador” y de derecha, americanizó esas tesis y las utiliza para crear entre los desempleados y descontentos en EUA la idea que el desempleo lo generó el tratado de libre comercio con sus vecinos, aunque hay cifras que muestran que dicho tratado ha generado riqueza y creado millones de empleos en los tres países.

El desempleo en México y en EUA no es por el libre comercio, sino por políticas internas equivocadas en cada país, pero es más fácil echarle la culpa al vecino que señalar a sindicatos, al exceso de reglamentaciones, a los seguros de desempleo y a los altos impuestos, como los factores que crean el desempleo.

 

Los Aranceles, el contrabando y el caso del Pollo

Los Estados se han atribuido el derecho de cobrar por el ingreso o egreso de bienes y servicios producidos dentro o fuera de sus fronteras, y para eso han estableciendo tarifas, aranceles, requisitos fitosanitarios, etc. los cuales permiten regular el comercio internacional según distintos fines. Esta intervención de los Estados ha sido fuente de constantes abusos lo que ha llevado a entorpecer el crecimiento económico y buscar nuevas reglas para el comercio internacional. Los Tratados de Libre Comercio ofrecen una salida parcial para estos abusos y beneficia especialmente al consumidor; pues este último obtiene los beneficios de una mayor cantidad de productos a menores precios en el mercado nacional. Pero el tema central de la discusión es <<los aranceles>>, ¿son buenos? ¿son malos?

Para conocer la respuesta a las interrogantes tomemos como ejemplo el caso del pollo en Guatemala. Pues bien, el pollo ha sido motivo de discordia entre productores e importadores, ya que la importación del mismo al país cuenta con una tarifa arancelaria del 12.5% con tendencia a la baja, según lo negociado en el TLC con Estados Unidos y Canadá. La existencia de este arancel uno pensaría que los beneficiados son los productores nacionales, representados en la Asociación Nacional de Avicultores (ANAVI) mientras los importadores sufren las consecuencias pues el arancel aumenta sus costos, lo que los obliga a subir precios, bajar calidad o bien despidos. Por supuesto uno de los afectados es el consumidor que tendrá que consumir un producto más caro.  No obstante, ante las medidas impositivas del gobierno y su incapacidad de hacer cumplir la ley, el contrabando entra en escena. Con el contrabando el escenario se ve más adverso para los productores nacionales, pues el producto de contrabando al no pagar tarifa, tampoco IVA y se puede vender a un precio más bajo que el producto importado legal y el producido en Guatemala.

Recientemente el Ministerio de Economía (MINECO) aparece con una iniciativa para desgravar el arancel (llevar la tarifa a cero) y favorecer las importaciones al pollo y de esta manera permitir que sean los consumidores quienes finalmente decidan entre los diversos productos que debe utilizar.  Lo interesante ante este escenario es la falta de protesta por parte de los productores nacionales, (quienes en teoría se benefician de los aranceles a las importaciones) lo que nos lleva a preguntarnos si es realmente el espíritu de una competencia justa y romper con los monopolios o bien es el problema del contrabando y el acceso al arancel el que realmente mueve la falta de pronunciamiento. Ejemplificando como, al contrario de la creencia popular, los aranceles afectan de manera negativa al consumidor y al productor nacional.

Por lo tanto, se puede concluir que si bien los aranceles son tarifas que se establecen para regularizar y desincentivar el consumo de productos importados, en este caso afectan tanto al consumidor (al perder la variedad de productos) como al productor nacional, pues la existencia de un arancel hace que se opte por el contrabando como salida ante la insostenibilidad de un producto, por lo que el productor nacional se ve inmerso en una competencia desleal; afectando de manera directa sus ventas y su desempeño en el mercado. En fin para evitar todo tipo de escenarios adversos a la economía la mejor solución es eliminar los aranceles que tanto afectan al consumidor y al productor, abrir las puertas al libre comercio y a la competencia justa; sin ventajas ni privilegios para nadie.

Colaboración

María José Quezada Soler                                                                                               Estudiante Relaciones Internacionales                                                                           Universidad Francisco Marroquín

 

Coloquio de la Libertad, Barberena, Santa Rosa

-La meta de la educación es el avance en el conocimiento y la diseminación de la verdad.-John F. Kennedy.

La anterior misiva fue una de las tantas frases que rondaron en mi mente, al momento de estar participando del Coloquio de la Libertad, que se realizó por segunda ocasión en Santa Rosa.  El evento empezó a desarrollarse en un ambiente agradable y que motivaba a la participación activa de cada uno de las personas que participábamos de él; personas que, si bien es cierto, eran poseedoras de diferentes talentos, habilidades, dones, como gusten llamarle, pero al final todos llevábamos claro el objetivo que no era otro diferente a generar un debate y que con la opción de todos pudiésemos cimentar nuestra idea de libertad la misma que, sin temor alguno, debemos de expandir a más personas.

Toda la dinámica del debate la realizo el Licenciado Fernando Monterroso, o como él mismo se expresaba Monterroso San; enfatizándose en tres lecturas (enviadas y analizadas con anterioridad) que dirigían a la idea máxima generar un pensamiento crítico, capaz de reconocer no solo el problema que se genera dentro del marco socio-jurídico del país, sino también la desigualdad económica que predomina desde siempre, ah!, pero ¿Por qué enfocarme en el problema? ¿Por qué ser pesimista y observar siempre el lado malo?, es acá donde ingresa la magia del debate y donde sale a relucir las habilidades de los participantes, por qué no decirlo, del moderador también,  no nos quedamos en la únicamente problemática,  sino que también se nos motivó a buscar una solución, algo certero para cambiarlo y que aunque muchos quieran observar un despliegue de actos, y sucesos impresionantes, podemos empezar en nuestras comunidades, nuestros hogares, nuestras escuelas, universidades, en cualquier lugar al que vayamos, como bien no lo explicaban, un “ganar, ganar”, porque un juego que suma cero nos dejara en el mismo lugar. Hay tantas otras cosas que quisiera poder compartirles pero mejor les invito, a todos los ciudadanos responsables, con el cambio de nuestra patria, a ser agentes activos de cambio e involucrarse en actividades como la planificada por la Universidad Francisco Marroquín, a través de su Centro para el Análisis de las Decisiones Publicas (CADEP).

Colaboración

Yesika Roxana Rodríguez Jerónimo                                                                               Profesora de Enseñanza Media y Técnico en Administración Educativa.

 

Predicciones de Nostramusos

(Prensa Libre, 26 de Diciembre del 2004)

  1. Los Gobiernos seguirán compitiendo con Santa Claus.
  2. Solo los delincuentes tendrán armas, pues la lucha para desarmar a los ciudadanos honrados continuará, para que los primeros no corran peligro cometiendo crímenes.
  3. Dios hizo un solo globo, pero a los antiglobalistas no les gusta el diseño del Señor y seguirán oponiéndose.
  4. La mayoría de las ONG seguirán timando a los incautos que las financian, no digamos a los políticos que las escuchan. También seguirán metiendo impunemente a su cuchara en todo, como si realmente tuvieran alguna representatividad y no fueran sin más el negocio de sus dirigentes.
  5. Los gobiernos del mundo seguirán haciendo tratados, como si fuesen los Gobiernos, y no las personas, quienes comercian.
  6. La democracia sin liberalismo seguirá decepcionando no solo a los latinoamericanos, sino a otros pobres.
  7. Los narcos seguirán apoyando a los puritanos en contra de legalizar las drogas, para que no baje el precio y se les acabe su cartel.
  8. Los de los derechos humanos seguirán amando a la humanidad y detestando a los seres humanos
  9. Los ecohistéricos seguirán oponiéndose a que los humanos dispongan de los recursos que Dios les brindó para su explotación y disfrute
  10. Los Dreyfuss guatemaltecos (los Lima) seguirán presos, mientras los asesinos de monseñor Gerardi seguirán en cócteles y fiestas. Porque siempre se necesitan chivos.
  11. Después de una adecuada investigación, los ecólogos nihilistas averiguarán qué quiere decir nihilista, y lo peor es que les va a gustar.
  12. La embajada de Islandia les quitará la vista a los jueces y funcionarios que se porten mal.
  13. El dióxido de carbono, ¿huy!, lo produce gente que respira aire. Por lo tanto, el Procurador de los Derechos Humanos pondrá letreros recomendando a la gente que se abstenga de exhalar el aire que inhala.
  14. El Presidente continuará sus viajes, para que su vice juegue a presi.
  15. La Corte de constitucionalidad demostrará su versatilidad teniendo cuidado de no sentar precedentes.
  16. La justicia social acabará de una sola vez con la justicia a secas, para estar al día
  17. El Cardenal va a emitir una carta pastoral explicando el problema de la balanza de pagos, con las recomendaciones pertinentes al Banco de Guatemala para que maneje la política monetaria con espíritu de sensibilidad social
  18. El Cardenal va a emitir otra carta pastoral en la que recomendará las tasas de interés que considere adecuadas.
  19. La conferencia Episcopal hará un profundo estudio, para establecer cuál debe ser el salario mínimo.
  20. La Conferencia Episcopal va a recomendar a la gente que no se meta en lo que no entiende.
  21. China seguirá demostrando que es el capitalismo y no la democracia lo que saca a los pueblos de la pobreza.
  22. El Banguat seguirá comprando dólares para financiar, con la compra de bonos, el déficit fiscal de los Estados Unidos. A eso se le llamará Acumulación de Reservas Internacionales.
  23. Rigoberta Menchú seguirá apantallando al mundo con sus fábulas, su gran imaginación y la ayuda de Chirac.
  24. Chávez se declarará presidente vitalicio democráticamente, por petición popular, con el apoyo de Castro y el visto bueno de Carter.
  25. Los Estados Unidos seguirá aprendiendo que agringar al mundo cuesta sangre.
  26. El DDT seguirá prohibido, porque es preferible que la gente se muera de paludismo a que los mosquitos o los parajitos se contaminen con esa sustancia.

De una recesión a una depresión

(Prensa libre 29 de julio del 2002)

La operación fue un éxito. Lamentablemente, el paciente murió. La macroeconomía está bien.  Lamentablemente, la gente está peor.  Si acaso falta algo para matar la economía, se habla de subir los impuestos, las tasas de interés y de establecer nuevas burocracias con autoridad discrecional, que aumentarán la corrupción.

La cultura económica que sigue predominando en los círculos nacionales e internacionales (FMI y Banco Mundial)  no se ha despojado de los lastres conceptuales que consideran al Gobierno como el factor principal del desarrollo, manipulando la masa monetaria, las tasas de interés y de cambio, y desviando recursos de unas actividades a otras, mediante ocurrencias de fomento.

Quienes se educaron bajo el influjo de Keynes gustan de influir en la economía controlando la demanda, a través del medio circulante y de las tasas de interés. Si todos los precios están subiendo, consideran correctamente que el medio circulante es excesivo respecto a la oferta de bienes, y servicios, pero el Gobierno, en vez de recomendar que se eliminen los obstáculos que desincentivan la oferta de bienes y servicios  (la producción), disminuyen el medio circulante, para reducir la demanda. La macroeconomía, bien gracias;  el pueblo más pobre.

El equilibrio macroeconómico se puede lograr de dos formas: aumentando la oferta de bienes y servicios 8supply side economics (o reduciendo la masa monetaria (demand side economics). La primera solución es enriquecedora. La meta debe ser producir más y más eficientemente, pues en última instancia el problema que a todos preocupa es la pobreza, no se necesita ser sabio para saber que nuestras carencias se deben a que producimos poco. Es ahí donde debe ponerse la mayor atención.

La baja producción no es el resultado de siniestras fuerzas ocultas de  la naturaleza, sino de los múltiples obstáculos que, con una pretensión de conocimiento injustificado, se han establecido. 8ver, por ejemplo, el proyecto de ley “para la defensa de la competencia”… suena bien, ¿no?, o de las nuevas leyes propuestas, que sufrirán todos los que traten de producir cualquier cosa.  Y si para equilibrar la macroeconomía, encima se aumenta el costo del crédito (los interés y el costo de tener Gobierno (los impuestos), reduciremos aún más la producción. A medida que la producción disminuya, la situación tenderá a agravarse y nuevamente se recurrirá a medidas monetarias más restrictivas, disminuyendo más todavía la producción, hasta llegar al fondo del barril, como en Argentina. Esa es la manera de pasar de una recesión a una depresión.

Lo que en todas partes a resultado ser una medida contraindicada es el frecuente y brusco cambio de masa monetaria, cosa que agrega otro factor de incertidumbre. La cantidad en circulación debe mantenerse estable, no reduciría ni aumentaría frecuentemente, por motivos como “proteger” la tasa de cambio. Al fin y al cabo, y la economía –  y la tasa de cambio-  se ajusta a la cantidad de moneda en circulación, y poco se puede adivinar sobre las sorpresas subsiguientes en la economía real, cada vez que se la “ajuste”. Las tasas no deben ser manipuladas y distorsionadas por la Junta Monetaria, en la ingenua pretensión de saber más que el mercado.

Lo Importante es el bienestar de la población; el equilibrio macroeconómico no necesariamente lo refleja. Frecuentemente está plagado de errores y no incluye la vasta economía informal. Sin la interferencia del Gobierno, la economía siempre tendrá a estar – aunque nunca esté-  en equilibrio.

No se preocupen, por favor. Váyanse de vacaciones para que el paciente se recupere.

La termodinámica y las reservas

(Prensa Libre, 10 de abril del 2005)

Me informan que, según las leyes de la termodinámica, se gasta más energía en producir un galón de gasohol (mezcla de gasolina con alcohol), que la que el mismo puede proporcionar. Se consume más de lo que se ahorra, de manera que producirlo causa una pérdida neta, más consumo de combustible importado y más contaminación ambiental.

Como no está prohibido hacerlo, si la producción de gasohol fuese por si misma competitiva en rentabilidad, no se necesitaría una ley que de alguna forma cargase a los consumidores las pérdidas o las utilidades de los productores. Si una actividad es económica, no necesita, por definición, tecomates (fomento) para nadar.

La pérdida se pagaría con otro subsidio del consumidor al productor. También hay que considerar el aspecto moral de esas transferencias. Esperamos que el Congreso no imponga esa nueva carga a los ciudadanos.

Siguen las remesas preocupando, y con razón, a los exportadores, porque bajan el precio del dólar. Como aún no se ha derogado la ley de la oferta y la demanda (me contaron que le Procurador de los Derechos Humano interpondrá un recurso para que se declare inconstitucional), con el fin de evitar que baje su precio hay que aumentar la demanda de dólares. Lo más prudente es disminuir rápidamente los aranceles (los de automóviles por ejemplo) para fomentar las importaciones y convertir así ese tesoro, las reservas, en riqueza real.

Como este es un problema que afecta a toda Centroamérica, a todos conviene resolverlo. Por lo tanto, no debería ser un obstáculo convencer a los demás, ya que ahora no podemos resolver nuestros conflictos, si alguno de los otros países del istmo se opone.

No hay razón para seguir aumentando las reservas indefinidamente, pues estas son compradas con dinero nuevo, inflacionario, que no sale del aire: los habitantes transfieren al banco central un monto equivalente a la merma de su poder adquisitivo. No olvidemos que le Banguat no tiene mayores ingresos devengados por servicios: casi todo el dinero que gasta, lo crea, simplemente, a punta de algo de inflación.

¿Qué son las reservas? Son inversiones que el banco central, actuando con el poder otorgado por los ciudadanos, invierte en el extranjero. Esos recursos son dados en préstamos a Gobiernos extranjeros a bajo interés. ¿De dónde salieron? Nuevamente, solo pueden salir de una parte: del bolsillo de la gente, como cualquier otro impuesto solapado.

Las reservas han superado ya los tres mil millones, y siguen creciendo.  ¿A quién pertenecen? Pues  obviamente son de los dueños del banco central, es decir de usted, mías y de todos los ciudadanos. Algunos les llaman nuestro programa de ayuda para cubrir el déficit fiscal de los Estados Unidos. Por lo demás, no sirven para nada, aparte de para decirle al FMI que las tenemos pero aún para eso con la décima parte bastaría.

¿Qué haría un pueblo pobre con una cuenta de ahorro de más de tres mil millones de dólares, y una deuda de más de dos mil millones? No las pondría en circulación repentinamente, porque el precio de las divisas bajaría tanto que arruinaría todas sus exportaciones. Pero si puede pagar su deuda externa y liberar los ingresos fiscales de esa carga: Claro que necesitaría una mayoría de dos tercios de diputados para trasladar esos fondos al Gobierno central, pero como los diputados representan a los dueños de esa gran cuenta – quienes ya la pagaron de sus bolsillos – , seguramente cooperarían para dar semejante tesoro un destino más productivo

Hay cosas creativas que se pueden hacer sin causar la inflación del dólar: cosas que le rendirían al país mucho más que prestar ese dinero a los extranjeros.

Y a propósito ¿no es ridículo que, teniendo tantos dólares, sigamos vendiendo nuestra soberanía, aceptando dádivas del extranjero?

Bancas Centrales II

(Prensa Libre, 29 de mayo de 2005)

La principal función que se le asignó a las bancas centrales fue de mantener la “estabilidad” de los precios. En eso han sido un fracaso rotundo, comparado con la época de estabilidad de precios que había antes de que los Gobiernos asumieran el monopolio del dinero, cuando los precios bajaban, años tras año.

Se ha logrado establecer en confiables estudios que, sin las bancas centrales, no habrían ocurrido ni la gran depresión de los treinta ni las empobrecedoras y galopantes crisis  inflacionarias latinoamericanas, porque solamente pueden ocurrir cuando se prohíbe a la gente usar otro dinero que no sea la moneda de curso forzoso.

Es obvio que, si la gente pudiera escapar de la moneda que el Gobierno destruye, no habría inflación, porque las personas simplemente usarían otra. Precisamente para vedarles esa opción se impuso la histérica prohibición, ordenada a Ubico por los Estados Unidos, de tener oro y metales preciosos (excepto joyas y rellenos dentales). La situación que se creó fue tan ridícula que, hasta hace unos diez años, por orden del Banguat, se castigaba a los campesinos que, con palangana en mano, lograban sacar unas onzas de oro de los ríos, y también a quienes recuperaban plata en los desagües de los laboratorios fotográficos.

No olvidemos que la desacertada política del Banugat, en el manejo de lo que fue su monopolio de divisas, causó la crisis de los 80 en Guatemala, haciéndola incurrir en una deuda externa de unos dos mil millones de dólares.

Hoy el Banguat ya no es “dueño” exclusivo de las divisas ni tampoco puede prestarle dinero al Gobierno. Esas prácticas, dadas sus nefastas consecuencias, van desapareciendo en el mundo. En países como El Salvador ya prácticamente no existe la banca central, pues los salvadoreños dolarizaron su moneda y ya no hacen política monetaria.

En Guatemala todavía se interfiere en el mercado de divisas, distorsionando la realidad, so pretexto de crear estabilidad. La gente del Banguat pretende saber, mediante una formula arbitraria, cuál debería ser el precio del dólar, en vez del precio que fijan la oferta y la demanda del mismo. Para lograrlo, incurre en grandes pérdidas (ver el artículo de Jorge Jacobs, en Prensa Libre, el 12 de mayo). Cuando la formulita dice que el precio del dólar está muy bajo, emite nuevos e inflacionarios quetzales, con el fin de empujar su precio hacia arriba. ¡Después los “recoge”, distorsionando la tasa de interés! ¿Qué hace con los dólares, que ya sobrepasan los veinticinco mil millones de quetzales? Pues se los presta al Gobierno estadounidense o a otros bancos extranjeros, a bajísima tasa de interés. Y luego los llama reservas.

Imagine usted, apreciado lector, un país paupérrimo, que atesora dólares para prestárselos a países ricos. Imagine lo que podríamos tener a cambo de ese dinero. ¿Qué nos rendiría más, una supercarretera de costas a costa y frontera a frontera o las “reservas”?

Otra inusitada práctica del Banguat es que garantiza a los depositantes, si un banco particular llega a quebrar. Pero la banca central cuenta solamente con recursos del pueblo. Cuando a un negocio particular le va mal, los que pierden son los socios y los acreedores que voluntariamente le dieron crédito. Sería ridículo que se estableciera un impuesto para cubrir las pérdidas de negocios particulares. Pero eso es exactamente lo que hace el Banguat: por “magnificas razones”, le pasa las pérdidas al pueblo.

¿Qué contestaría usted si le preguntara, honestamente, si está dispuesto a garantizar con su dinero a bancos y a depositantes particulares? (Incidentalmente, la existencia de este tipo de garantía, copiada de los Estados Unidos, causó a ese país una de sus más desestabilizadoras crisis, la llamada “de los S & L”, en los 80).

Sin el engañoso ropaje “técnico”, el Banguat se quedaría sin tener qué hacer.